Imagen

Gastritis y sus síntomas

gastritis.png

Anuncios

¿Qué es la Gastritis?

queesgastritis

Es una condición en la cual el revestimiento del estómago (también conocido como la mucosa) está inflamada. El revestimiento del estómago contiene células que producen ácido y enzimas que ayudan en la digestión de los alimentos. Cuando el revestimiento del estómago se inflama, produce menos ácido, enzimas y mucosa, ocasionando molestias.

Lo primero que tenemos que entender es que la Gastritis no es una enfermedad como muchos lo pensamos. La Gastritis es un término que se le da a la inflamación del revestimiento del estómago.

El revestimiento es un capa de mucosa que protege al estómago de los ácidos que produce el organismo para iniciar el proceso de digestión. Sin esta capa de “gel” el ácido desintegraría al estómago. (Wow. Imagínate lo que pasaría si de un segundo a otro se desapareciera éste “gel”). Debajo del revestimiento (“la capa protectora”) se encuentra otra capa, la submucosa. Una vez que el revestimiento ha sido  gastado, lesionado,  comprometido, el ácido gástrico llega a tener contacto con la segunda capa (la submucosa) y cuando logra tener contacto con ella, ésta se inflama y es a lo que le llamamos ‘‘GASTRITIS’’.

Bueno, ya entendimos que la Gastritis es una inflamación y no una enfermedad. Esta inflamación, o la Gastritis, es un aviso. Es la forma en que el cuerpo nos advierte que algo está gastando el revestimiento y que debemos averiguar ¿qué és? y como remediarlo antes de que algo severo suceda.

De no atender este aviso. El revestimiento y la submucosa permitirán el paso del ácido gástrico hacia la capa del estómago. Una vez que esto sucede, el ácido romperá el estómago causando un llaga. Esta llaga es llamada, Úlcera. Una herida en el estómago. Pero eso no es lo único, al  no atenderse puede causar daños severos e incluso cáncer estomacal.

Fuente: http://sintomasdegastritis.com/

SANTAMARIA EN PACIENTES CON CÁNCER

La santamaria es un producto botánico que contiene partenolida. La partenolda tiene actividad antitumoral y antiangiogénica. Se ha empleado extensamente sin ningún análisis farmacocinético formal.

gastropharma.png

El cáncer es una causa principal de muerte en hombres y mujeres. Virtualmente en todos los casos, la muerte es resultado del proceso de proliferación excesiva, invasión y metástasis. La terapia para el padecimiento metastático patente es raramente curativa y frecuentemente tóxica. El tratamiento de las micrometástasis sistémicas con terapia coadyuvante (quimioterapia y terapia hormonal) ha reducido, pero no eliminado de ninguna manera el riesgo de recaída Se requieren nuevas modalidades de tratamiento para derrotar esta enfermedad. Estas nuevas terapias se derivan y se derivarán con frecuencia de productos botánicos. Un producto botánico potencial con actividad anticancerígena es la sesquiterpeno lactona partenolida, que se deriva de la santamaria. Se ha demostrado que la partenolida inhibe el crecimiento celular y el incremento de la citotoxicidad inducida por las células cancerígenas.

Se realizó un estudio con 12 pacientes con tumores sólidos avanzados, que ya habían tenido terapia anterior. Se les administró partenolida oral (cápsulas de 500 microgramos) al día por veintiocho días, por 8 ciclos. La respuesta tumoral fue evaluada mediante examen físico estándar, marcadores tumorales representativos y/o técnicas radiográficas. No hubo ninguna toxicidad, aunque se detuvo la prueba en el nivel de dosis de 4 mg diariamente, una vez que se determinó que no se identificó ninguna partenolida en el plasma de ninguno de los pacientes. Este dato será de particular relevancia para los investigadores que deseen evaluar esta preparación herbolaria en el futuro para los pacientes con cáncer. Vale también hacer notar que se han desarrollado muchos antineoplásicos activos a partir de productos naturales.

1.- Prueba de escalamiento de dosis de fase I de santamaria con dosis estandarizadas de partenolida en pacientes con cáncer. Investigational New Drugs. 22:299-305, 2004.

¿Qué es la Microbiota Intestinal?

como-restaurar-la-flora-intestinal-1024x951Es una comunidad de microorganismos vivos residentes en el tubo digestivo2

El intestino delgado es el primer sitio de interacción entre el anfitrión y la microbiota. Algunos de estos microorganismos son esenciales para el adecuado funcionamiento gastrointestinal, contribuyen a mantener la función de las células  intestinales, incluyendo la regulación de la inmunidad intestinal, proporcionando un microambiente hospitalario mediante el mantenimiento de la temperatura y el suministro de nutrientes. Estas bacterias no patógenas también facilitan la digestión, absorción y el almacenamiento de nutrientes, tales como materiales vegetales, que de otro modo serían inaccesibles para su huéspedes mamíferos1.

1.- Irritable Bowel Syndrome, Gut Microbiota and Probiotics Beom Jae Lee and Young-Tae, Journal of Neurogastroenterology and Motility, Vol. 17 No. 3 July, 2011

2.- Gut microbiota in health and disease, M.E. Icaza-Chávez, Rev Gastroenterol Mex 2013;78:240-8 – Vol. 78 Núm.4


http://www.jnmjournal.org/journal/view.html?uid=2&vmd=Full

EFECTOS DEL ALCOHOL EN EL APARATO DIGESTIVO

En la práctica, el primer órgano en que entra en contacto el alcohol es el tubo digestivo, por lo que no debe extrañarnos que afecte directa e indirectamente a un órgano que debe atravesar hasta llegar al torrente circulatorio. Al igual que en los otro tejidos del organismo, los efectos del alcohol sobre el tubo digestivo dependen en gran medida de la dosis administrada, de tal manera que dosis bajas suelen tener muy pocos efectos, mientras que dosis más elevadas dan lugar a una gran variedad de trastornos.

Curar-la-gastritis-500x350.jpg

ESÓFAGO: numerosos estudios han señalado que la administración aguda y crónica de alcohol da lugar a trastornos de la motilidad esofágica y a la aparición de reflujo gastroesofágico, con todas sus posibles consecuencias, disminuye la presión del esfínter esofágico inferior, la amplitud de las contracciones y la frecuencia de relajación después de una deglución, facilitando el desarrollo de esofagitis por reflujo.

ESTÓMAGO: desde hace años se conocen los efectos deletéreos del consumo de etanol sobre la mucosa gástrica. El paradigma de estos efectos es la gastritis aguda inducida por la ingestión de grandes cantidades de alcohol. La resistencia del estómago a su propia auto-digestión por las enzimas que segrega se debe a la existencia de una barrera gástrica a la difusión del ácido luminal. La primera consecuencia, es el desarrollo de una gastritis aguda. Hay estudios que demuestran el desarrollo de gastritis con eritema, erosiones, petequias y exudado de la mucosa a las 6 horas siguientes de la ingesta, en algunos casos se puede producir erosiones y hemorragias. Otros irritantes gástricos como la aspirina o los AINES pueden potenciar los efectos del alcohol y aumentar el riesgo de hemorragia. Además, modifica la motilidad gástrica (vaciado gástrico), ya que se ha comprobado que la absorción del etanol al torrente circulatorio depende en gran medida del vaciado gástrico.

INTESTINO DELGADO: un porcentaje relativamente elevado de sujetos presenta diarrea más o menos intensa tras una intoxicación alcohólica aguda, debido al efecto directo del etanol sobre las fibras musculares lisas del intestino delgado, lesiones hemorrágicas de la mucosa intestinal causando malnutrición calórica y/o proteica.

PÁNCREAS: el consumo excesivo de alcohol da lugar a un gran número de alteraciones pancreáticas, entre las que destacan la pancreatitis aguda necrotizante, y la pancreatitis crónica con o sin insuficiencia pancreática secundaria.

1.- Efectos del alcohol en la fisiología humana, Servicio de Medicina Interna, Hospital Clinic. Barcelona, Adicciones (2002), VOL. 14, SUPL. 1